¿Porque se llaman Escorts?

Es muy común que se asocie la palabra con la figura de una prostituta de lujo, aunque realmente no todas las escorts que ofrecen sus servicios de acompañamiento incluyen algún tipo de relación sexual.

El término escort proviene del italiano ‘scorta’ (cuyo significado es ‘acompañamiento’) y éste desde el latín ‘scorgere’ (guía). Nos llega al castellano a través del inglés (escrito también escort) habiendo pasado antes por el francés medieval ‘escorte’.

De estos vocablos también nace el término ‘escolta’, utilizado para referirse a la persona que acompaña a alguien como protección en previsión de un posible ataque.

Así pues, el término escort comenzó a utilizarse también para referirse a quien prestaba un servicio de acompañamiento (normalmente a hombres de alto poder adquisitivo) a eventos o actos sociales, sin que estos tuvieran nada que ver con los que realizaban las prostitutas convencionales.

Las escorts por regla general son mujeres jóvenes, atractivas y con un alto nivel cultural, por lo que son utilizadas frecuentemente como una simple figura de acompañamiento y lucimiento, sin que esto requiera ir más allá de esas funciones. Pero cada vez ha sido mayor el número de acompañantes que han accedido a mantener una relación sexual con el cliente (normalmente a cambio de una suma extra de dinero), de ahí que poco a poco se haya incrementado el número de mujeres que se ofrecen como escorts pero no solo para realizar un acompañamiento sino para dar un servicio de prostitución, calificándose de lujo por el alto precio de la tarifa y su perfil.

Nombre
Correo
Tu
© 2018 Directorio de escorts y putas de lujo